jueves, 28 de marzo de 2013

Revisión de sombras (II): L'Oréal

La última semana de marzo he utilizado la sombra Metal Plum, de L'Oréal, en el párpado móvil y la cuenca combinada con la sombra Sorbet, de Sisley, bajo el arco de la ceja y el párpado fijo. Hasta hoy, he probado tres sombras mono de L'Oréal, de la gama Color Appeal.  Compré estas sombras con un descuento del 50% y no están mal. Me gustaron mucho en la tienda al swatchear las muestras y me parecieron mucho mejores que otras que había tenido de "colorido popular" (Astor, Bourjois, Nyx...) pero cuando pruebas las sombras de "alta gama" y tienes suficientes para toda la vida, te resistes a seguir usando las de "gama media". No puedes dejar que pase el tiempo por tu Satin Taupe (MAC) o tu Sorbet (Sisley) y se puedan echar a perder mientras intentas gastar unas sombras que no te gustan tanto.
  • Beig Doré 21, de la serie Color Appeal Mono. Según la web de L'Oréal, se trata de una "línea de sombras de ojos micro-fina, de larga duración y ultra-completa: unos tonos intensos y homogéneos, ricos en pigmentos para un color excepcional, intenso y un acabado suave para mayor confort, con cuatro efectos inéditos: mate, irisado, cambiante y brillo". Esta serie tiene nueve tonos (los otros ocho son: Argent 150, Bleu Turquoise 60, Gris Velvet 82, Timeless Green 186, Blanc Doré 12, Blue Jean 182, Or Pur 151 y Vrai Blanc 10). Los nombres de los tonos vienen en el packaging en francés y en inglés. Para andar por casa, prefiero el nombre en inglés. En el caso de este tono es Golden Beige, es decir, Beige Dorado. Los demás los he consultado en la web de la marca, que sólo los pone en un idioma (generalmente, en francés). Este tono tiene un acabado satinado con shimmer (imagino que es lo que la web define como irisado). Se aconseja para iluminar el arco de la ceja acompañando a tonos cálidos o fríos que tengan un cierto subtono amarillo. En marzo, lo utilicé para acompañar una sombra verde que tenía bastante subtono amarillo (GR711, de Shiseido), a la que no le hubiera ido bien mi sombra preferida para iluminar (Sorbet, de Sisley) que, al ser rosa escarcha, resultaba demasiado "fría". Además, este beige dorado puede utilizarse como iluminador y así lo recomienda la propia marca en alguno de sus folletos de publicidad con consejos de maquillaje. Al ser un tono todo-terreno, no lo puse como "sombra del mes" en mi calendario, ya que lo veo más para combinar con otros tonos. Es suave y sedoso; sin embargo, al aplicarlo cae algo de polvillo. Al igual que los otros dos tonos que describo después, me gustaba mucho al swatchearlo en el dorso de la mano; en el arco de la ceja, brilla demasiado para mi gusto. Además, en pocos meses ha cambiando de textura, volviéndose un poco grumoso en el pan. Volveré a utilizar esta sombra pero con moderación y para dar puntos de luz en el lagrimal. En el párpado fijo, el acabado satinado me parece más bonito en cualquier circunstancia pero para ir a trabajar es imprescindible (o satinado o mate; nunca brillos de bola de discoteca).
Golden Beige 21, de L'Oréal
  • Prune Métal 153, de la serie Color Appeal Mono Platinium. Según la web de L'Oréal, esta serie tiene dos tonos (el otro es Quartz Rosé 154). Este tono también se denomina Metal Plum. Como su nombre indica, es un tono ciruela con efecto metalizado, que tal vez sea lo que la web define como cambiante. Sin embargo, una vez puesto no queda estridente. Me ha parecido apropiado para la última semana de marzo por ser Semana Santa y estar en Andalucía; no lo he escogido por motivos religiosos sino por el ambiente socio-cultural, por decirlo de alguna manera. 
Metal Plum 153, de L'Oréal
    • Sepia Ecintelle 169, de la serie Color Appeal Mono Chrome Shine. Según la web oficial, es una "línea de sombras de ojos de colorido chispeante para un efecto metal laminado", con cinco tonos (los otros cuatro son: Brun Lamé 168, Kaki Eblouissant 171, Vert Argente 178 y Noir Etoilé 179). Este tono también se llama Sepia Sparkle. Tiene un efecto brillo exageradamente marcado para mi gusto. Puede utilizarse de tarde en tarde, para eventos especialmente festivos y preferiblemente nocturnos, si se quiere llamar la atención. Y con cuidado, aplicando sólo puntos de luz. Puede que le vaya bien a una chica joven que vaya de fiesta.  
      Sepia Sparkle 169, de L'Oréal


      No hay comentarios:

      Publicar un comentario