domingo, 21 de julio de 2013

Error: exfoliación y exposición al sol

Nunca se debe exfoliar la piel estando de vacaciones en la playa.
Parece evidente pero, ¿por qué no?
Pues porque, incluso llevando sombrero, abundante protección solar de índice 50+ y estando solamente entre media hora y una hora en la playa, las mejillas se te pueden poner rojas como tomates y con granitos.
Así de simple y así de desastroso.

Crédito

No pensé mucho a la hora de preparar el neceser para una semana de vacaciones: eché todos mis protectores solares, todas mis lociones para después del sol, un par de hidratantes y un montón de muestras y de envases a los que les quedaba poco... Uno de ellos era un peeling gommage de Yves Rocher que me encanta (exfoliante afrutado con hueso de albaricoque), que suelo utilizar en la ducha una vez a la semana. El lunes lo utilicé por rutina, con un suave y corto masaje y evitando la zona alta de las mejillas, que es donde me suelen salir rojeces. El martes obtuve el resultado descrito. Afortunadamente, llevaba la hidratante Toleriane, de La Roche-Posay (pronto le dedicaré una entrada a esta marca), que me alivió bastante.

2 comentarios:

  1. Es verdad, los peeling hay que hacerlos antes y después de las vacaciones, pero nunca en medio!
    besitos.
    www.piolineando.com

    ResponderEliminar