sábado, 28 de diciembre de 2013

Preparando el 2014

Hace tiempo que no llevo agenda de papel en el bolso, algo que mi espalda agradece. No apunto ninguna cita ni tarea en papel desde que descubrí Google Calendar y la sincronización en el móvil. Sin embargo, he seguido usando una pequeña libreta o una agenda para anotar ciertos datos personales diarios como el peso o el día del ciclo. La ventaja de la agenda sobre la libreta es que ya tiene las fechas, lo que la hace más cómoda y facilita la perseverancia en las anotaciones.
Este año he estado utilizando una agenda que regaló la revista Mía (semana vista) y me apetecía repetir. Sin embargo, quería que la agenda de 2014 tuviese una página por día porque me he propuesto apuntar más detalles relacionados con mis objetivos de vida saludable para el próximo año (dieta, ejercicio y meditación).
En noviembre compré la revista Marie Claire porque traía una agenda de tapa dura y anillas con una página por día (excepto el fin de semana). Me pareció muy cómoda y me encantó la goma para evitar una apertura accidental. Elegí la de color rojo porque este color simboliza la buena suerte en la cultura china (y también porque el estampado de la agenda negra me agobiaba). Sin embargo, el papel es muy fino y se engancha un poco por el troquelado. Además, las páginas vienen en blanco y prefiero que tengan rayas.




























Hoy me he decidido a comprar la revista Vogue por la agenda. Su tamaño es similar y también tiene una goma para que no se abra y una página por día (excepto el fin de semana). En cuanto a la tapa, es muy agradable (ligeramente acolchada) y elegante, con un bonito diseño tomado de una portada de 1950. No tiene anillas, por lo que tiende a cerrarse, pero supera a la de Marie Claire en varios aspectos:
  • Tiene una cinta marcapáginas, algo que siempre se agradece en una agenda.
  • Empieza con los calendarios completos del 2014 y del 2015 (la otra sólo trae el de 2014). El 2015 parece muy lejano hoy pero no lo estará tanto a finales de 2014.
  • Muestra cuatro meses completos en la zona inferior de cada página (la otra sólo muestra el mes en curso). Esto ha sido una grata sorpresa y un valor añadido.
  • Tiene rayas, lo que es un detalle importante porque facilita la escritura y un mejor aprovechamiento del espacio.
  • Trae páginas para anotar contactos y para tomar notas (la otra sólo trae páginas de notas). Esto no me parece muy relevante pero puede estar bien.
  • Incluye algunos datos que pueden ser interesantes, como una tabla de equivalencia de tallas según los distintos países (¿para cuándo una tabla similar según las distintas marcas de ropa?) y teléfonos de interés. Estos datos no son imprescindibles y suelen agobiarme cuando llenan varias páginas pero en este caso sólo son dos páginas y tienen su gracia.











Estoy contenta de haber comprado la agenda de Vogue aunque ya tuviera la de Marie Claire. Supongo que dejaré la agenda de Vogue en mi mesita de noche como diario personal y la de Marie Claire en mi mesa del trabajo para lo que pueda necesitar, más como una libreta extra que como agenda.


7 comentarios:

  1. Me gustan las dos! yo tampoco suelo llevar agendas grandes! pero si una pequeñita!
    besos y Feliz Navidad!

    ResponderEliminar
  2. yo no suelo llevr agenda!!
    soy un desastre
    (estoy de sorteo)

    ResponderEliminar
  3. Yo cogí el mes pasado la de Glamour, a ver si la llevo al trabajo y la encuaderno, que me gusta que sea de anillas, y aqui la Marie C. no trajo agenda.
    Un besete

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también prefiero las agendas de anillas: es lo único que echo en falta de la agenda de Vogue.
      : )

      Eliminar
  4. Yo también uso agenda y anoto tantas cosas personales que parece un diario!! :) también las uso de anillas!
    *tengo nueva dirección de blog, ahora ya no se llama I love my body, sino Is glas. Sí clickeas en mi nombre te saldrá mi nuevo blog. Un besazo!!

    ResponderEliminar