domingo, 12 de enero de 2014

Liberando espacio

Como decía en una entrada anterior, "mi intención para el 2014 es no comprar más colorido y limitarme a reponer los productos de tratamiento que me han ido bien".
De momento, lo estoy cumpliendo. Es curioso que escriba esto cuando todavía no han pasado ni dos semanas. El martes pasado arrancaron los Precios Locos de Sephora y me costó resistirme a "ir sólo a mirar". Sé que es muy fácil que caiga con algo y que la mejor manera de evitarlo es no ir.
Mientras escribo estas líneas me siento un poco superficial. Sé que hay mucha gente que carece incluso de lo necesario para subsistir y yo me tengo que esforzar para intentar controlar mi consumismo. Así es. Por otra parte, soy una persona que cumple con su trabajo y paga sus impuestos así que, ¿por qué tendría que ser malo tener dinero no sólo para vivir sino también para algunos caprichos?
Dicho esto, este año tengo el propósito de limitar esos caprichos: no porque sean malos sino porque quiero liberar espacio. En mi casa, en mi mente, en mi vida.
Quiero disfrutar de lo que tengo y liberarme del deseo de más cosas.

Imagen tomada de aquí

El año pasado fui escribiendo una serie de entradas mensuales en las que me proponía usar un determinado producto durante todo el mes: una sombra, un colorete, un labial. Lo cumplí más o menos. Si se presentaba una ocasión especial, iba a lo seguro.
Este año tengo la intención de usar cada día los productos que cumplan alguna de estas tres condiciones:
1) Ser mis preferidos: si no me va a dar tiempo a gastarlos todos en la vida, no tiene sentido reservar los mejores y no llegar a disfrutarlos. Cada día es un regalo y merece la pena celebrarlo con lo mejor que tenga.
2) Estar más usados: el objetivo es ir gastando primero los cosméticos de los que me quede menos cantidad para terminarlos y reducir mi inventario.
3) Tener más próxima su fecha de caducidad: esto es importante para los productos fluidos y cremosos, ya que se estropean mucho antes que los productos en polvo.

4 comentarios:

  1. Un buen propósito, yo también lo pienso muchas veces, y otras muchas vuelvo a caer.
    Estoy de sorteo en mi blog!
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Como se dice, menos es más. Ya sabes compañera de fatigas que yo tambien estoy intentando reducir mi inventario y liberar espacio. Este año me he propuesto yo seguir el reto de usar una paleta/labial/colorete mensualmente, pero en mi caso lo voy a hacer por semanas, porque no tengo meses en el año para usar cada una de mis paletas, igual con los coloretes y labiales.
    Las tres condiciones que deben cumplir los productos son muy importantes y han quedado muy bien explicadas, yo sigo eso mismo, aunque muchas veces tenemos tanto que no podemos darle uso a todo aunque cumpla esas condiciciones.
    Yo el año pasado me deshice de miles de cosas, sobre todo a últimos de año, y me he dado cuenta que tengo que ser más selectiva en comprar cosas, ya que muchas de las cosas no las usaba o no me han gustado en exceso y las quería gastar por el mero hecho de que no habían cumplido mis expectativas.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Estamos en la misma tarea! :D
      Sinceramente, tu reto de usar una paleta/labial/colorete por semanas me parece mucho mejor que el de hacerlo por meses, y te lo digo después de haber estado un año intentando hacerlo por meses. El motivo es que usar lo mismo todo un mes llega a cansar, sobre todo si tienes un montón de maquillaje diferente guardado. Hacerlo por semanas es más ameno y divertido: no llega a convertirse en una obligación larga y se disfruta más de lo que se tiene.
      ¡Sigo atenta a tus entradas!
      : )

      Eliminar