sábado, 30 de agosto de 2014

See By Chloé - Chloé

En entradas anteriores elegí diferentes colonias y perfumes para este verano de 2014 (aquí y aquí).
Esta semana he terminado mis existencias de See By Chloé, de Chloé. Tenía una minitalla de 7.5 ml que me dieron en El Corte Inglés entregando una tarjeta que venía con la revista Elle (mayo de 2013). Supe de esta promoción a través del blog Contando mis cositas, de Mari Peich, que hasta calcula el valor de los regalos. Ese mes, la revista venía cargada (cuesta 3.5 euros y el valor de los regalitos ascendía a 11.50 euros o más). En concreto, el valor de la minitalla era de 6.75 euros. Difícil resistirse.

See By Chloé, de Chloé; crédito

La botellita es muy mona, con la misma forma que los diferentes tamaños de venta pero sin vaporizador. Me habría gustado que lo trajera porque probablemente me habría durado más. De todas maneras, no me quejo: la minitalla me ha durado más de mes y medio usándola con generosidad y casi todos los días (todos los laborables y algunos fines de semana). Me resulta difícil saberlo con exactitud porque empecé el verano usando la colonia de frambuesa de Yves Rocher pero la sentía algo inapropiada para ir al trabajo y me pasé a la de Chloé. Además, dejé de usarla durante las vacaciones en la costa (unos veinte días en total) con el fin de reservarla para el trabajo.
Este eau de parfum de la familia floral frutal tiene un indiscutible olor a limpio que lo hace ideal para los meses más calurosos del año (verano) pero también tiene una gran personalidad que lo hacer perfecto para empezar el curso (otoño) o el año (invierno) pisando fuerte, o la primavera con vitalidad. Sus notas de salida (bergamota y flor de manzano) le dan un aire fresco y algo masculino (¿con un punto picante?), pero es una masculinidad/fuerza/frescura englobada en una fragancia femenina por sus notas de corazón (jazmín y ylang-ylang) y que deja una estela discretamente sexy por sus notas de fondo (almizcle, sándalo y vainilla). Tiene una fijación muy alta: aunque iba dejando de notarlo a lo largo de las horas, volvía a olerlo al cepillarme el pelo por la noche antes de ir a dormir y al rozar el pelo con la almohada. Es un aroma urbano, moderno, lujoso y minimalista. Me ha gustado mucho y hace un par de semanas estuve tentada de comprar el tamaño grande en las rebajas de Sephora (¡con vaporizador!). No lo hice porque tengo varios perfumes en la reserva y quiero gastarlos antes de que se pongan rancios. Además, voy a intentar comprar los perfumes en tamaño de 30 ml porque he terminado varios de 100 ml y a partir de los 50 ml me canso y no los disfruto tanto. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario