viernes, 17 de octubre de 2014

Peines, cepillos y geles de cejas

Llevo muchos años peinándome las cejas, desde que era adolescente. Todo empezó cuando leí que debía peinarlas hacia arriba antes de depilármelas: descubrí que con ese único gesto marcaba una diferencia importante en mi aspecto. Al principio utilizaba un peine pequeño de púas finas y muy juntas. Cuando estaba en mis veintitantos descubrí un cepillito especial y posteriormente lo cambié por otro de la marca Beter, similar pero de más calidad (gama Beter Elite). En los últimos cinco años me he ido haciendo con diversas brochas y pinceles de maquillaje, lo que ha incluido el gupillón de Kiko (Eyes 205) y los cepillos para pestañas y cejas de Deliplús y de Real Techniques, ambos con peine metálico.


Peines para cejas: Kiko, Beter Elite, Deliplus, Real Techniques

Mis cejas son bastante normales: ni muy gruesas ni muy finas ni muy pobladas ni escasas. Hace unos seis meses compré un par de geles transparentes de cejas: primero el de Catrice y después el de MAC.


Geles de cejas (transparentes) de Catrice y MAC

Catrice: Lash/Brow Designer
Precio: 3.49 euros en Primor y en Maquillalia.
Cantidad: 6 ml
El envase indica “Shaping And Conditioning Mascara Gel” y presenta un adhesivo en el que explica que se trata de una “máscara de cejas y pestañas; gel que da forma, acondiciona y cuida las cejas y pestañas para una mirada perfectamente definida. Su textura de secado rápido con pantenol define y fija las cejas y pestañas. Oftalmológicamente probado”.
El cepillito me gusta: es corto por un lado y largo por otro. Desde el principio, el gel no se veía muy transparente pero no parecía dejar residuos. Esto dejó de ser así al cabo de uno o dos meses: cada vez notaba más que el resultado no era perfecto, los restos eran cada vez más visibles y el aspecto de las cejas no era limpio ya que se percibían algo blanquecinas y tiesas. Por supuesto, nunca se me pasó por la cabeza usar en las pestañas el producto que estaba utilizando para las cejas. Los restos de maquillaje que se depositaban en las cejas pasaban al cepillo y de ahí al gel, que cada vez se veía más turbio. 

MAC: Brow Set
En la web de la marca se describe de la siguiente manera:
“Gel fijador de cejas. Peina y define la forma de las cejas sin resecarlas o apelmazarlas. Proporciona estilo y un brillo natural a las cejas. Disponible en distintos tonos o transparente. Se puede usar solo o después del lápiz de cejas para conseguir un look más natural. Se puede usar también en las pestañas. Gel fijador de cejas. Peina y define la forma de las cejas sin resecarlas o apelmazarlas. Proporciona estilo y un brillo natural a las cejas. Disponible en distintos tonos o transparente. Se puede usar solo o después del lápiz de cejas para conseguir un look más natural. Se puede usar también en las pestañas”.
Está disponible en tres tonos: Clear (transparente), Beguile (castaño claro) y Show-off (marrón oscuro, algo rojizo).
Precio: 17 euros.
Cantidad: 8 g 
Compré el tono Clear aprovechando los descuentos de los Secretos de Belleza de El Corte Inglés (primavera de 2014). Empecé a usarlo cuando dejó de convencerme el de Catrice. El gel de MAC se veía totalmente transparente y el cepillito, aunque parecía más "normal", peinaba muy bien las cejas por ser muy tupido. Poco a poco, el gel de MAC también se fue enturbiando y el resultado era cada vez menos natural. Al cabo de un par de meses, notaba las cejas más tiesas y engominadas. Por higiene, tampoco lo usé nunca en las pestañas.

He sacado varias conclusiones de mi experiencia:
1) Cepillito.- Todavía no sé cuál me gusta más así que no debe ser algo tan importante.
2) Gel.- Desde el primer momento me gustó mucho más el de MAC. Al cabo de dos o tres meses de uso, tanto el de Catrice como el de MAC me parecían contraproducentes: era mejor no usar nada. Esto me ha decepcionado mucho. Suponía que el PAO de 6M tenía más que ver con la prevención de infecciones oculares en el caso de que se utilizara en las pestañas y esperaba que el producto siguiera cumpliendo su función incluso más tiempo. Sin embargo, en ambos casos el gel se ha vuelto tan turbio en tan poco tiempo que a los tres meses de uso dan ganas de tirarlo.
3) Precio.- Teniendo en cuenta el corto periodo de tiempo que estos geles se mantienen en condiciones óptimas, el único que volvería a comprar es el de Catrice por su bajo precio.  
4) Cantidad.- Me resulta difícil comparar 6 ml con 8 g; en cualquier caso, es irrelevante porque el gel se enturbia mucho antes de poder gastar una pequeña parte. Puede que hubiera gastado una cuarta o tercera parte del producto cuando decidí que era el momento de tirarlo a la basura.
5) Creo que, en mi caso, la mejor opción es seguir peinando las cejas con un gupillón o con un cepillo limpio (como los de la primera foto).
6) Ver la suciedad acumulada en el gel me ha hecho pensar en la que debe acumularse en la máscara de pestañas. No se ve, pero está ahí y las pestañas están mucho más cerca del ojo que las cejas. Tengo muy claro que no conservaré ninguna máscara de pestañas abierta durante más de 6 meses, independientemente de lo bien que funcione el producto o de la cantidad que me quede.

4 comentarios:

  1. no presto nada de atencion a las cejas pero me gusta ver las cejas bien arregladitas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sólo peinarlas ya marca bastante la diferencia. ¡Anímate, Abbie!
      : )

      Eliminar
  2. Como dicen en el comentario anterior... Yo tampoco presto demasiada atencón a las cejas... Son las grandes olvidadas en mi caso. Alguna vez me las he rellenado un poco y he notado diferencia positiva porque queda más marcada la mirada, pero la verdad, me suele dar mucha pereza jajajaja
    Tengo que remediarlo!!!!!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una vez que empiezas a vértelas arregladas ya no hay vuelta atrás.
      : )

      Eliminar