domingo, 13 de septiembre de 2015

Máscara Shocking, de Yves Saint Laurent

En los pasados Secretos de Belleza de El Corte Inglés me regalaron una minitalla de la máscara de pestañas Volume Effet Faux Cils Shocking, de Yves Saint Laurent (2 ml).
Como hago con casi todos los cosméticos, comprobé su fecha de fabricación y de caducidad en Checkcosmetic: había sido fabricada en noviembre de 2011 y, con una shelf life de 36 meses, había caducado en noviembre de 2014.
Aun así, como apenas uso máscara de pestañas y procuro tirarlas a los seis meses de su apertura, consideré que podía darle una oportunidad: fue a principios de junio de 2015, tras haber jubilado la máscara Sumptuous Extreme, de Estée Lauder (8 ml), y sólo llevaba medio año caducada.

Mini-máscara Shocking, de Yves Saint Laurent (2 ml)

Esta máscara no me ha irritado los ojos así que supongo que no se ha estropeado por el tiempo. La abrí en junio y la he usado en muy contadas ocasiones.
Hoy ha sido la última vez que la he usado y he decidido jubilarla. Le queda bastante producto y no creo que esté en mal estado; además, sólo han pasado tres meses tras su apertura. El problema es que no me gusta nada el resultado. No me peina bien las pestañas y me deja pegotes, por lo que luego tengo que perder mucho tiempo con el peine de pestañas. Además, me las alarga demasiado: una cosa es resaltar las pestañas y otra es llevarlas como una muñeca. Me da pena porque me hacía ilusión tener maquillaje de Yves Saint Laurent. Es posible que los grumos se deban a que la máscara es antigua o a que yo no he sabido sacarle partido porque ya me ha pasado lo mismo con otras máscaras de pestañas de gama alta. En cualquier caso, esta experiencia me confirma en la idea de que es preferible comprar mini-máscaras por lo que pueda pasar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario